Elementos de las obligaciones



Elementos de las obligaciones:

Como elementos de las obligaciones encontramos los siguientes: los sujetos, la relación jurídica y el objeto.
Los sujetos. Son las personas que intervienen en la obligación, pudiendo ser indistintamente físicas o morales.
Reciben la denominación de activo y pasivo, según sean el acreedor o el deudor. El primero es el titular de la obligación, el segundo es el obligado al cumplimiento de la misma.
La relación jurídica. Es la facultad que tiene el acreedor para exigir al deudor que cumpla con el objeto de la obligación.

El Objeto. Se conoce como objeto de la obligación aquello que puede exigir el acreedor al deudor. El objeto de la obligación se caracteriza como prestación o como abstención, es decir, designa el comportamiento positivo o negativo que a favor del acreedor debe realizar el deudor.

Los cuasi contratos se clasifican en: gestión de negocios, pago de lo indebido y enriquecimiento sin causa.

La gestión de negocios aparece cuando una persona, sin mando y sin estar obligado a ello, se encarga de un asunto de otro lado, obrando conforme a los intereses del dueño del negocio.

El pago de lo indebido lo constituye el pago hecho por alguna persona por error, por estimar que es deudor, cuando realmente no lo es. En este supuesto jurídico el que hace el pago indebido tiene la acción de restitución para que se le devuelva lo que ha pagado.

El enriquecimiento sin causa se produce cuando una perdona obtiene de otra un beneficio o ventaja, que se manifiesta en dinero y que demás no tiene justificación.

El enriquecimiento sin causa encuentra su fundamento en el principio de equidad de que nadie puede aumentar su patrimonio injustificadamente en perjuicio de otro, donde nace la obligación de restituir lo adquirido.

El que sin causa se enriquece en detrimento de otro, esta obligado a indemnizarlo de su empobrecimiento en la medida que el se ah enriquecido.

Cuasi delitos. Están constituidos por aquellos actos ilícitos voluntarios que causen daño que no sea delito, pero que violen una ley civil. La diferencia que existe entre los delitos y los cuasi delitos estriba en la naturaleza de la ley violada, ya que mientras los primeros se refieren a la penal, los segundos aparecen cuando se trata de una civil.

El que este obrando ilícitamente o contra las buenas costumbres cause daño a otro, esta obligado a repararlo, a menos que se demuestre que el daño se produjo como consecuencia de la culpa negligencia inexcusable de la víctima.